Así se vio la luna de sangre esta madrugada

En la Ciudad de México y otros estados de la república se pudo apreciar el primer eclipse total de Luna, fenómeno que no ocurría desde hace dos años; en esta ocasión coincidió con una Super Luna, lo que representó un espectáculo cósmico. Tuvo lugar durante las primeras horas de hoy (26 de mayo, desafortunadamente algunos estados del centro del país no lo pudieron apreciar por culpa de un cielo nublado y las lluvias.

La Super Luna ‘de sangre’ fue vista en todo el Pacífico, que ofrecerá la mejor vista, así como en la mitad occidental de América del Norte, el extremo sur de Sudamérica y el este de Asia, y el eclipse total duró unos 15 minutos mientras la Tierra pasa directamente entre la Luna y el Sol.

Nuestro satélite natural estaba a unos 357 mil 460 kilómetros de distancia, por lo que parecía más grande y brillante. A diferencia de un eclipse de Sol, ver directamente una Luna eclipsada no conllevó ningún riesgo.

El eclipse lunar dio inicio aproximadamente a las 4:30 de la mañana; un cielo despejado permitió observar con claridad cómo transcurrió desde la Ciudad de México y otros puntos del país.

¿Por qué ocurrió este fenómeno?

El eclipse lunar total ocurre cuando la Luna atraviesa completamente la sombra de la Tierra. La sombra de la Tierra oscurece así la Luna, pero gradualmente el satélite adquiere un color oxidado o rojo sangre por los reflejos de los rayos del Sol, al igual que sucede con algunas madrugadas y atardeceres en el planeta.

Las etapas del eclipse, que por lo regular duran de una a dos horas, ocurren simultáneamente para todos los que pueden ver la Luna, pero los tiempos reales del reloj dependen de su zona horaria. En esta ocasión fue visible especialmente en el oeste continental de Estados Unidos y Canadá, todo México, la mayor parte de América Central y Ecuador, el oeste de Perú y el sur de Chile y Argentina, según la agencia aeroespacial NASA.