Flujo de migrantes hacia países de América del Norte subió 37% en un año

El flujo de migrantes centroamericanos, sudamericanos y ucranianos hacia los países de norteamérica alcanzó cifras récord entre enero y octubre de 2022, pues las autoridades migratorias de México y Estados Unidos reportaron la detención conjunta de 2.1 millones de migrantes, lo que representó un incremento de 37 por ciento en comparación con el registro de 2021.

A lo largo del año se realizaron distintas caravanas migrantes que cruzaron por la frontera sur de nuestro país con el objetivo de alcanzar el sueño americano en los Estados Unidos, pero en esta ocasión, además de los migrantes centroamericanos venían personas provenientes de países caribeños y del cono sur del continente, principalmente originarios de Venezuela.

Datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP por su sigla en inglés) y del Instituto Nacional de Migración (INM) revelan que el número de detenciones de personas provenientes de países sudamericanos se incrementó en 110 por ciento durante el periodo de enero-octubre de 2022, en comparación con lo observado un año atrás.

En conjunto, las autoridades migratorias de México y Estados Unidos sumaron 530 mil sudamericanos aprehendidos; mientras que en el mismo periodo de 2021 la Patrulla Fronteriza y los agentes migratorios detuvieron a 251 mil personas del cono sur.

Resalta que en nuestro país se registró un boom sin precedentes de llegadas de migrantes provenientes del hemisferio sur, sobre todo de origen venezolano y colombiano, que buscaban alcanzar la frontera con Estados Unidos u obtener el permiso migratorio para quedarse en nuestro país.

El INM informó que entre enero y octubre de 2022 se contabilizaron 116 mil 586 detenciones de personas provenientes de algún país sudamericano; sin embargo, en el mismo lapso del año anterior la cifra apenas fue de 16 mil 190 casos; es decir que de un año a otro se incrementó la llegada de estos migrantes en 620 por ciento.

La mayoría de los migrantes sudamericanos provenían de Venezuela, un país que ha tenido un lento crecimiento tras la pandemia de covid-19 y que padece un boicot económico que impide mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Del lado estadunidense, la CBP señaló que durante 2022 sus agentes fronterizos detectaron a 153 mil 182 venezolanos que transitaban ilegalmente en el país; esa cantidad es casi tres veces mayor a los 63 mil venezolanos detenidos que se registraron en 2021.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones, al final del año pasado había 171 mil venezolanos refugiados en diferentes países de América Latina y en Estados Unidos, mientras que “cerca de 4 millones de venezolanos desplazados no estaban reconocidos como refugiados”.

Aunque el éxodo de migrantes de América del Sur fue el principal factor para registrar una cifra récord de detenciones de migrantes, la guerra entre Rusia y Ucrania también influyó para que este año se posicionara como el año con mayor detención de migrantes en Estados Unidos y México.

Los reportes señalan que en ambos países se aseguran a 140 mil 861 personas provenientes de los países en conflicto, de los cuales el 99.9 por ciento fue en territorio estadunidense, ya que en México solo se tiene registro de 104 aprehensiones de migrantes rusos y 19 de origen ucraniano.

Los niveles preguerra señalan que en los Estados Unidos apenas se registraban 22 mil 655 aseguramientos de migrantes ucranianos o rusos, siendo los primeros los que ocupaban casi el 65 por ciento de los casos.

Centroamericanos, primera fuerza

Pese al boom de migrantes sudamericanos y de Europa Oriental, la mayor cantidad de detenciones migratorias fueron realizadas contra personas centroamericanas provenientes, principalmente, de países como Honduras, El Salvador, Guatemala y Haití.

Reportes de las autoridades mexicanas y estadunidenses sumaron un total de un millón 95 mil de migrantes detenidos, lo que representa la mitad de los casos atenidos durante los primeros 10 meses de 2022.

Sin embargo, dicha cifra es menor a lo que se registró el año pasado, cuando sumaron un millón 103 mil aprehensiones. Cabe recordar que el año pasado se registró un importante éxodo de migrantes haitianos que elevó los índices de migración en México y en Estados Unidos, mientras que en el año que está por acabar se ha mantenido casi estable el flujo de extranjeros sin papeles.