Weekly News

Construyeron taxistas su Imperio

10 de julio de 2016.

AL PAREDÓN

CONSTRUYERON TAXISTAS SU IMPERIO

Teófilo Alvarado

Qué triste que tuvo que llegar un sistema de transporte como Uber, para que los taxistas locales empezaran a querer reaccionar, pero como atolondrados.

El concepto que se tiene en Ciudad Juárez, es que el servicio de transporte en taxi es para gente adinerada. Los precios que manejan ese tipo de prestadores son literalmente ofensivos, porque poco los pueden pagar.

Una persona de la clase media y no se diga de la clase baja, es raro que pueda disponerse a pagar por un traslado en taxi, porque se desfalcaría.

Durante décadas, los taxistas en la localidad han hecho las cosas a su antojo, porque no hay organismo ni autoridad que les ponga orden.

Y no es que algunos taxistas no comprendan que cobran carísmo de forma abusiva, sino que cuando algún despistado propuso bajar precios y modernizar el transporte, una plaga de concesionarios, así como los líderes gremiales, cayeron sobre ellos como canes hasta sofocar la idea.

El sistema en general ha estado plagado de vicios y corrupción, por eso nunca hubo mejora ni accesibilidad para los ciudadanos. Sólo les importó si no enriquecerse, al menos velar por sus propios intereses, importándoles un bledo si la gente podía pagar o no y si estaba acorde el cobro con la justo.

Viajes de 80 por pesos por muy cortos que fueran y hasta de 300 ó 400 pesos los que irían hasta algún extremo de la ciudad, dan cuenta de lo excesivo que podría ser el cobro.

Ahora no se sabe que hayan bajado las tarifas y a lo más que han llegado tras la aparición de Uber, es prometer el uso de los taxímetros, para medir la distancia y por lo tanto el costo. En pocas palabras, se estaría “documentando” el cobro, pero en la práctica sería igual de caro.

Uber prácticamente estaría echando por tierra todo el imperio de monopolio que tienen los concesionarios de taxis.

De hecho poseer una concesión, es la garantía de asegurar la sobrevivencia de una sola y hasta varias familias, aunque para adquirirla mediante traspaso, era un reto que significaba pagar más de 100 mil pesos por una sola. Luego le sacaban jugo de por vida.

Pero ahora las cosas están cambiando y como resultado estos personajes están recurriendo a la instrucción de aporrear a los choferes de Uber, como también ha ocurrido en otras ciudades de México donde llegó primero. Allá los han golpeado y les han destrozado los autos. Reacción cavernícola, si, pero comprensible si nos pusiéramos en los zapatos de los agresores.

Pero aquí la cuestión es que los intereses que se deben defender son los de los consumidores y si la entrada de Uber significa la única forma da que se dará una competencia, pues es bienvenida.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales

Notas relacionadas


Grito de independencia

Vamos Bien


Municipio Juarez

Diseño de Aplicaciones Móviles