Weekly News

Merodio sobre los huesos de Duarte

6 de agosto de 2016.

AL PAREDÓN

MERODIO SOBRE LOS HUESOS DE DUARTE

Teófilo Alvarado

Nunca fue un secreto que la senadora Lilia Merodio estuvo vetada por el gobernador César Duarte durante la mayor parte de la administración estatal.

Ninguna gracia le hacía al titular del ejecutivo, que la legisladora pretendiera buscar la candidatura a gobernadora, porque éste ya tenía a su gallo más que listo, y no iba a permitir que la “chamaca” se le atravesara a Enrique Serrano Escobar.

Finalmente no sólo Merodio se encampañó en busca de la nominación, sino que se completaron nueve tiradores en total, aparte de Serrano, todos los cuales acudieron a aquella famosa entrevista con Manlio Fabio Beltrones.

Serrano se impuso a sus correligionarios, pero pocos se sumaron a la candidatura, siendo de esos pocos la senadora Merodio, cuando la campaña ya iba avanzada. Víctor Valencia se sumó prácticamente días antes del cierre, pero ya se sabe que el precio fue la diputación plurinominal y más que nada fue un ofrecimiento para que abandonara la campaña de Armando Cabada, donde era el guía principal, aparte de Polo Canizales.

Merodio navegó contra corriente. Se la jugó, pero no ganó y después se disciplinó al partido. La juarense debió pasar por un proceso difícil para aceptar que la política es sufrir desprecios sin hacer pucheros, por decirlo de la manera más decente.

Pero luego de que el PRI sufrió el doloroso descalabro ante un Javier Corral que se impuso en las urnas, Merodio empezó a consensar cuál era el papel que le tocaría jugar, porque parece tener claro que su carrera política apenas empieza.

Sorprendió a algunos el perfil golpeador que adoptó desde hace unos días, donde su blanco principal es ya sin el menor recato, el gobernador actual César Duarte.

Merodio ha explotado los temas más candentes que están en la política de la entidad, como lo son la impugnación de la elección que hace el PRI estatal, así como la bursatilización de los excedentes carreteros.

Sin pelos en la lengua, la senadora criticó que no se acepten los resultados de las votaciones a favor del PAN, y aseguró que la bursatilización es deuda, a pesar de que Duarte lo niegue.

Detrás de las declaraciones, está también la aceptación de que quiere ser la presidenta del PRI estatal, en sustitución de Guillermo Dowell.

Algunos dicen que Merodio es la propuesta del grupo Delicias y que a sus integrantes no les interesaría pasar sobre Duarte con tal de lograr su objetivo. La verdad ya no se sabe si el gobernador actual tenga ánimos para estar pensando en imponer al próximo presidente del PRI, dándole la batalla a la senadora y a otros que como ella están brotando por todas partes.

Tal vez se piense que lo de menos sea quién ocupe la titularidad del partido en Chihuahua, si a final de cuentas ya se perdió la joya de la corona, que era la gubernatura.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales

Notas relacionadas


Grito de independencia

Vamos Bien


Municipio Juarez

Diseño de Aplicaciones Móviles