El ex de su hija intentó meterse sin permiso y a la fuerza a casa: grave error

Un video está comenzando a hacerse viral, pues un padre de familia mató a tiros al exnovio de su hija, en Ohio, Estados Unidos.

La mujer de 22 años, cuyo padre disparó y mató a su exnovio cuando intentaba entrar a la casa de la familia, declaró que la personalidad de su exnovio cambió drásticamente después de mudarse a California y consumir drogas, incluyendo los ácidos.

Un gran jurado se negó a acusar a Mitchell Duckro por disparar y matar al joven, cuando forzaba la puerta de la casa, y a pesar de que le advirtió “estoy armado”, el 31 de julio pasado.

Pero James Rayl, de 22 años, no hizo caso, permaneció insistente llamando a la joven Alyson Druko, su ex, y no se iría de ahí hasta hablar con ella, quien desde dentro de su hogar le gritaba “¡vete!”

La hija de Duckro, Allyson Duckro, salía con Rayl, pero habían terminado su relación hacía más de un año y medio.

De acuerdo con declaraciones a la policía, ella y Rayl terminaron por última vez a fines de 2019, porque él estaba “siendo grosero”. todo el tiempo y ella “no quería lidiar con eso”.

El investigador preguntó si Rayl consumía drogas y, de ser así, cuál era su droga preferida.

“Ha consumido drogas”, dijo Allyson. ‘Le gustaba mucho tomar ácido, en ese entonces. No sé si recientemente porque se mudó a California no hace mucho tiempo y luego regresó, así que no sé si le gustó algo más mientras estuvo allí’…”

Ella dijo que él fumaba mariguana y usaba ácidos, pero no estaba segura de otras sustancias.

“Era agradable en la escuela secundaria, pero después de que regresó de California, ya fue diferente”, dijo.

La joven declaró que llegó a casa y encontró a su exnovio frente al portón la mañana del 31 de julio. Entró y cerró la puerta antes de alertar a su padre y a su madre de que Rayl estaba allí.

Allyson Duckro le dijo al investigador que consideraron llamar a la policía, pero dudaron, por lo que primero intentaron hablar con Rayl a través del timbre y le dijeron que se fuera, varias veces.

Allyson dijo que justo estaba hablando por teléfono al 911y fue el momento cuando Rayl rompió el vidrio y el marco de la puerta se soltó, y entonces ella corrió a esconderse, antes de escuchar disparos.